Categories
Reports

Report of the Archivist

English

The diocesan archive continues to build upon its historical and administrative legacies as it looks to keep pace with the advancing 21st century “information age”. The invaluable work of my predecessors over the past two decades has provided stable organization for our collection holdings and more efficient access to our archival records – both necessarily contributing to the ongoing preservation of our archives. Yet, there is still much to accomplish as aggregate records accumulate and the research needs of users become increasingly more complex.

Over this past year, I have been blessed with the support of our bishops, diocesan staff and all those who utilize the archives to embark on a few different projects that begin to address the archive’s current preservation concerns. These include, first, the development of a more robust and accessible electronic archive that now includes digital assets such as the complete collections of our ECCT diocesan bulletins (1954-1979); our diocesan newspapers “Pass It On” (1983-2011) and “Good News” (1983-2010); and our concurrent annual convention journals, 1918 to present. Additional special collection items are now also available electronically after being migrated from obsolete media formats – these include audio and video recordings of some of our most beloved ECCT leaders including The Right Reverends Gray, Porteus, Walmsley, and Coleridge. A newly developed oral history collection continues to grow as well, with the addition of recorded interviews with ECCT Historiographer, The Rev. Robert G. Carroon; past President of Trinity College and retired ECCT priest, Dr. Borden W. Painter; and, with recently deceased Bishop Morgan Porteus. Other past digitization projects recently completed include our collection of Diocesan Area Field Surveys (1955-1959), the sermons of The Right Reverend John Henry Esquirol (1937-1970), and the past minutes of the Executive Council [BDEC] dating back to 1977.

As one means to manage the ongoing acquisition of present information and materials relevant to the life of our diocese, a second significant project was initiated this year to capture and archive dynamic “snapshots” of our parish websites from across the state. This project has proven timely as our parish websites continue to reflect and record information about Episcopal life in Connecticut as it reckons with the twin pandemics of Covid-19 and the sins of racism that plainly persist in the life of our country today. Statistically, over 862,970 web documents have been captured to date, and information regarding online public access to this 2020 parish website archive will be soon forthcoming. Other archival materials processed (i.e. appraised, catalogued and stored, etc.) this past year include records related to ECCT chaplaincy; the parish closings of St. Philips, Putnam and St. Alban’s, Danielson; the Middlesex cluster deanery (1959-1965); and, files pertaining to the Office of the Episcopate created by our past Suffragan Bishops, The Right Reverends Hatch, Hastings, Rowthorn, Ramos-Orench and Curry.

Finally, my third focus over the past year has been to produce a manual for the management of our diocesan records, especially identifying records scheduled for permanent retention. As is the case for most of my work, I have not been alone in this effort and my thanks go out to all those on the diocesan staff who have dedicated their time and expertise to this project. My gratitude also, of course, extends to all the members of the Archives Advisory Council — The Rev. Dr. Andrew Zeman, Ms. Diana Barnard, Archivist at the University of St. Joseph, The Rev. Steven Ling, The Rev. Canon Robert G. Carroon, Ms. Evelyn B. Green, Library Specialist at Cigna, Ms. Margaret Smith, former ECCT Archivist, and The Rev. Dr. Borden Painter who recently retired from the council after providing this working group 40+ years of dedicated service! I also would like to thank those in the ECCT Office of Communications and Media for their ongoing advocacy of the archives and their work to preserve the unfolding history of the Episcopal Church in Connecticut.

Again, I believe it is important to stress that access to archival records essentially equals their preservation, since the ongoing discovery, engagement and use of our archive records ensures their ongoing preservation. I look forward to my future work in the archives (soon including a new in-house and online ECCT archive exhibit) and being back together with others in person at The Commons with the diocesan archives once again open to the public.

Respectfully submitted,

Greg Farr, ECCT Archivist / Record Manager

Español

El archivo diocesano continúa construyendo sobre sus legados históricos y administrativos mientras busca mantener el ritmo de la avanzada “era de la información” del siglo XXI. La inestimable labor de mis predecesores en las dos últimas décadas ha proporcionado una organización estable para nuestros acervos de colecciones y un acceso más eficiente a nuestros registros de archivo, contribuyendo ambos necesariamente a la preservación continua de nuestros archivos. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer a medida que se acumulan los registros agregados y las necesidades de investigación de los usuarios se hacen cada vez más complejas.

Durante este último año, he sido bendecido con el apoyo de nuestros obispos, el personal diocesano y todos aquellos que utilizan los archivos para embarcarse en algunos proyectos diferentes que comienzan a abordar las actuales preocupaciones de preservación del archivo. Entre ellos se incluye, en primer lugar, el desarrollo de un archivo electrónico más robusto y accesible que ahora incluye activos digitales como las colecciones completas de nuestros boletines diocesanos de la ECCT (1954-1979); nuestros periódicos diocesanos “Pass It On” (1983-2011) y “Good News” (1983-2010); y nuestras revistas de la convención anual concurrente, desde 1918 hasta la actualidad. Otros artículos de colección especial están ahora también disponibles electrónicamente después de haber sido migrados desde formatos de medios obsoletos, estos incluyen grabaciones de audio y video de algunos de nuestros más queridos líderes de la ECCT incluyendo a los reverendos Gray, Porteus, Walmsley y Coleridge. También sigue creciendo una nueva colección de historia oral, con la adición de entrevistas grabadas con el Historiador de la ECCT, el Rev. Robert G. Carroon; el expresidente del Trinity College y sacerdote jubilado de la ECCT, el Dr. Borden W. Painter; y, con el recientemente fallecido obispo Morgan Porteus. Otros proyectos de digitalización realizados recientemente incluyen nuestra colección de estudios de campo del área diocesana (1955-1959), los sermones del reverendo John Henry Esquirol (1937-1970) y las actas del Consejo Ejecutivo (BDEC) de 1977.

Como un medio para gestionar la adquisición continua de información y materiales actuales relevantes para la vida de nuestra diócesis, este año se inició un segundo proyecto importante para capturar y archivar “instantáneas” dinámicas de los sitios web de nuestras parroquias de todo el estado. Este proyecto ha demostrado ser oportuno ya que los sitios web de nuestras parroquias continúan reflejando y registrando información sobre la vida episcopal en Connecticut, en vista de las pandemias gemelas del Covid-19 y los pecados del racismo que claramente persisten en la vida de nuestro país hoy en día. Estadísticamente, se han capturado más de 862,970 documentos en la web hasta la fecha, y la información relativa al acceso público en línea a este archivo de la página web de la parroquia de 2020 llegará pronto. Otros materiales de archivo procesados (es decir, valorados, catalogados y almacenados, etc.) este último año incluyen registros relacionados con la capellanía de la ECCT; los cierres de la parroquia de St. Philips, de Putnam y St. Alban’s, de Danielson; el decanato de Middlesex (1959-1965); y, los archivos pertenecientes a la Oficina del Episcopado creados por nuestros pasados obispos sufragáneos, los reverendos Hatch, Hastings, Rowthorn, Ramos-Orench y Curry.

Por último, mi tercer enfoque en el último año ha sido producir un manual para la gestión de nuestros registros diocesanos, especialmente los registros de identificación programados para su retención permanente. Como es el caso de la mayor parte de mi trabajo, no he estado solo en este esfuerzo y mi agradecimiento va dirigido a todos los miembros del personal diocesano que han dedicado su tiempo y experiencia a este proyecto. Mi gratitud también se extiende, por supuesto, a todos los miembros del Consejo Asesor de Archivos: el Rev. Dr. Andrew Zeman, la Sra. Diana Barnard, archivista de la Universidad de St. Joseph, el Rev. Steven Ling, el Rev. Canónigo Robert G. Carroon, la Sra. Evelyn B. Green, especialista en bibliotecas de Cigna, la Sra. Margaret Smith, antigua archivista de la ECCT, y el Rev. Dr. Borden Painter, que se retiró recientemente del Consejo después de haber prestado a este grupo de trabajo más de 40 años de abnegado servicio. También quisiera agradecer a los miembros de la Oficina de Comunicaciones y Medios de Comunicación de la ECCT por su constante defensa de los archivos y su trabajo para preservar el desarrollo de la historia de la Iglesia Episcopal en Connecticut.

Una vez más, creo que es importante subrayar que el acceso a los registros de archivo equivale esencialmente a su preservación, ya que el descubrimiento, la participación y el uso continuos de nuestros registros de archivo garantizan su conservación permanente. Aguardo con interés mi futuro trabajo en los archivos (que pronto incluirá una nueva exposición de archivos de la ECCT, tanto interna como en línea) y volver a estar junto con otros en persona en The Commons con los archivos diocesanos abiertos al público una vez más.

Respetuosamente,

Greg Farr, Archivista de la ECCT / Gerente de registros